Una investigación realizada en Canadá ofrece una esperanza para los enfermos de esclerosis múltiple. 24 pacientes fueron sometidos durante la investigación, consistió en un tratamiento radical en fuertes secciones de quimioterapias, luego trasplantaron células madre y siguieron la evolución durante un periodo de 4 y 13 años. Las personas iban a tener que utilizar una silla de ruedas en diez años debido a su enfermedad.

Luego del tratamiento, la mayor parte de los pacientes pudieron recuperar las funciones que habían perdido como consecuencia de la enfermedad, algunos pudieron caminar de nuevo, conducir, estudiar y trabajar, algunos hasta recuperaron el equilibrio y la visión.

Un tratamiento radical

El sistema inmunológico ataca las bacterias, las enfermedades y los virus. La esclerosis ataca el revestimiento de la médula espinal y el cerebro. Este revestimiento es fundamental para el funcionamiento correcto del sistema nervioso, por lo tanto, muchos enfermos pierden poco a poco la capacidad de mover sus extremidades.

La mayoría de las personas son diagnosticadas cuando tienen 20 o 30 años. Los pacientes de la investigación tenían entre 18 años y 50. Hasta el momento, el tratamiento consiste en suprimir el sistema con quimioterapias y después introducir células madre en el paciente. Esto se conoce como trasplante de células madre hematopoyéticas autólogas

Peligros del tratamiento

Los expertos han dicho que el tratamiento se debe ver con cautela, una de las razones es que el estudio se llevó a cabo en un número pequeño de personas y no se utilizó un grupo para comparar los resultados. Otro motivo es lo extremó del tratamiento, coloca a los pacientes en riesgo de contraer infecciones mortales. Uno de los pacientes murió luego de sufrir severos daños en el hígado y una infección causada por una sepsis. Sin embargo, los resultados han sido positivos en la mayoría de los pacientes.

Dejar respuesta